David Espel

David Espel (Barcelona, 1998) es un cineasta cuyo cuerpo de trabajo pretende tender un puente entre los sueños y el cine, desde una perspectiva pictórica. Los cortometrajes “Lorazepam” y “No Trobo Els Meus Últims Somnis” son sus últimas exploraciones en el terreno.

Con un afán por lo biográfico, David está desarrollando una serie de proyectos como Director, Pintor e incluso Diseñador Gráfico. Entre ellos, “En mis sueños, te quiero…” un largometraje sobre las traumáticas de las relaciones maternofiliales; “Islas Remotas”, una videoinstalación de pinturas como extensión del largometraje; y, finalmente, un libro que combina la fotografía familiar con la pintura abstracta. 

David forma parte del colectivo “Vidas Pasadas Films”, grupo de cineastas y artistas multidisciplinares cuyos caminos convergen en el cine. Buscando nuevas maneras de expresión a través de las artes visuales y sonoras que transforman los esquemas y las dinámicas de producción cinematográfica, creando un cine que escucha la singularidad de cada obra, sin imponer estructuras de producción estandarizadas.

David Espel (Barcelona, 1998) es un cineasta cuyo cuerpo de trabajo pretende tender un puente entre los sueños y el cine, desde una perspectiva pictórica. Los cortometrajes “Lorazepam” y “No Trobo Els Meus Últims Somnis” son sus últimas exploraciones en el terreno.

Con un afán por lo biográfico, David está desarrollando una serie de proyectos como Director, Pintor e incluso Diseñador Gráfico. Entre ellos, “En mis sueños, te quiero…” un largometraje sobre las traumáticas de las relaciones maternofiliales; “Islas Remotas”, una videoinstalación de pinturas como extensión del largometraje; y, finalmente, un libro que combina la fotografía familiar con la pintura abstracta. 

David forma parte del colectivo “Vidas Pasadas Films”, grupo de cineastas y artistas multidisciplinares cuyos caminos convergen en el cine. Buscando nuevas maneras de expresión a través de las artes visuales y sonoras que transforman los esquemas y las dinámicas de producción cinematográfica, creando un cine que escucha la singularidad de cada obra, sin imponer estructuras de producción estandarizadas.

Sigue nadando.

Sigue nadando.